Colombia hacia el camino para la mayoría de edad

Compartir por:

La horrible noche parece estar llegando a su final, esa noche fría de crueldad y de terror, da sus últimas pinceladas. Un País como Colombia, inmensamente rico, ha sufrido por más de 200 años, la cruda y feroz realidad del saqueo de sus riquezas a manos de unas minorías que han impuesto su hegemonía, su nombre: La distinguida y gran Señora Oligarquía Colombiana, llena de lujos excesivos, vestida con las últimas tendencias de la moda internacional, amante del caviar y presumida cuando se sienta a disfrutar de los manjares que le sirven y de los que solo ella puede disfrutar.

Descaradamente, como pueblo, hemos sufrido las consecuencias del gobierno oligarca, ese que nos ha saqueado sin contemplaciones, mientras sus arcas rebosan con el dinero del pueblo, este se hunde en la más dura miseria, un pueblo que por décadas gime rogando que cese la opresión. Pero a ella no le ha importado, la oligarquía cerró sus oídos, vendó sus ojos, y cerró su boca con el fin de darle la espalda a aquellos a los que ella ha robado. A ella no le importan las suplicas de los que mueren de hambre, aquellos que están en la calle y sufren las inclemencias del frío y el calor, son seres que simplemente no existen.

Ignora a quienes no pueden acceder a un buen sistema de educación. La salud de la población, es quizás lo que menos le interesa. El medio ambiente, ¿Qué es eso? Pero, si le preguntas por el fracking, te hablará con entusiasta energía y apología. Son muchos los abusos, y el tiempo que se le permitió a la oligarquía gobernar, parece estar terminando. Se le olvidó quienes son los que realmente tienen el poder, esos abandonados por parte del Estado, aquellos que luchan día a día por salir adelante con dignidad, esos que asumen una deuda de casi toda una vida por tener al menos una vivienda digna, esos, esos son los que tienen el poder. Te equivocaste oligarquía, cuando creíste que podías seguir burlándote de los más desvalidos.

Creíste que habías logrado obnubilar el entendimiento de quienes te has burlado, fallaste.

Hoy más que nunca, está vivo el espíritu de la ilustración. Colombia despertó del letargo y del conformismo que teníamos por las sobras que nos daba la oligarquía, la minoría de edad llegó a su fin. Las manifestaciones de los últimos días, la voz alzada de un pueblo que dijo ¡basta! Es la manifestación de las masas cuando empiezan a caminar bajo los instintos de la razón y no la emoción.

Colombia marcha en contra del terror, Colombia clama por la libertad, aquella que tuvimos en la época precolombina y la que se nos arrebató con la llegada de los españoles.

No es tarde para hacer un replanteamiento en todas nuestras esferas sociales, el sueño de Bolívar sigue vigente, el de la libertad, la identidad y la independencia. Todavía se puede lograr, la unidad nacional será decisiva para derrotar y desterrar de nuestro territorio a los ladrones de cuello blanco, y se imponga el verdadero gobierno, el del pueblo y por el pueblo.

Tiembla la oligarquía y da sus últimas pataletas, como el deseo del gobierno por la declaración del estado de conmoción, es un absurdo pretender usar la fuerza pública para atemorizar y callar la voz de los valientes.

La humanidad empezará verdaderamente a merecer su nombre el día en que haya cesado la explotación del hombre por el hombre. Julio Cortázar.


Compartir por:
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO
ALCALDÍA DE MALAMBO

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Abrir chat
1
Hola, en qué podemos ayudarte?